lunes, 29 de mayo de 2017

El C-130 Hércules bombardero ataca al tanquero BP British Wye


El C-130 Hércules TC-68 ataca al tanquero BP Bristish Wye

El 29 de mayo de 1982, luego de cuatro horas, con FL 240 llegó el momento para el despegue del C-130 Hércules TC-68 bombardero a las :

- 11.34: detectamos en el radar a 70 millas náuticas dos ecos, con una separación entre los mismos de 10 millas náuticas. Continuamos con la navegación aérea en altura, apagamos el radar y regresamos en vuelo bajo, siendo la meteorología de nubes bajas (8 stratus y nimbus stratus) con precipitaciones aisladas y una visibilidad de entre 1 y 3 millas náuticas. Se hizo contacto visual con el agua a 600 pies

- 12.07: se hace contacto con el buque y se efectúa un pasaje de observación a 130 pies.
Se trata de un solo buque (pese a que en el radar habíamos detectado dos ecos, minutos antes)
con el nombre de “British Wye” (LONDON) con cubierta verde, casco blanco, chimenea roja, blanca y azul a rayas horizontales con un león rampante color naranja, aparentemente cargado y detenido (coordenadas 47º59´ S 39º09´ W) con proa al viento.

Consultamos el catálogo y estaba registrado como un buque petrolero de abastecimiento de la flota inglesa por lo tanto el Comandante decidió atacarlo.

El petrolero British Wye de la marina mercante del Reino Unido fue requisado a British Petroleum, una empresa inglesa; tenía una eslora de 528 pies, una manga de 82 pies, un desplazamiento de 25.196 toneladas y contaba con 27 tripulantes.

El capitán D M Rundle OBE (Orden del Imperio Británico en el grado de Oficial) del British Wye contaba entre sus tripulantes con personal de la armada británica que operaba los equipos de navegación y comunicaciones (NAVCOM y SATCOM), como también el equipamiento RAS (replenishment at sea) para reabastecimiento en el mar.


El petrolero fue preparado en Portsmouth el 20 de abril y zarpó de Plymouth el 22 de abril y operó en el TRALA (tug, repair and logistic area) hasta que regresó a Portland el 11 de julio,luego de cumplir con otras tareas fue regresado a sus propietarios el 5 de octubre.

- 12.14: se atacó con rumbo 035º a una velocidad de 290 nudos y 130 pies de altitud, cumpliendo con los parámetros para el lanzamiento, en ese momento el buque intentaba orientar la proa hacia el rumbo de ataque de la aeronave. Se lanzaron las bombas, efectuándose un viraje a la izquierda y observándose que, aparentemente, no habían explotado y no se habían producido daños en el barco.

Las bombas se desprendieron del MER en su totalidad, esto se debió a que estaban conectadas en salva (con accionar una sola vez el disparador salían todas las bombas), dato que sorprendió y desconocía la tripulación, estimándose que alguien había decidido esa conexión en el pensamiento que solo había una oportunidad de ataque. Medida que solicitamos cambiar para poder decidir cuántos pasajes queríamos realizar y que se aceptó.

- 12.25: comenzamos una búsqueda radar y visual del otro eco que antes habíamos detectado, mientras manteníamos vigilancia radar sobre el British Wye, que se desplazaba con rumbo 195°.

- 13.40: iniciamos el regreso a la El Palomar.

Nota: (del informe posterior al vuelo) “previo y posterior al ataque se intentó insistentemente contactar con LUB en las distintas frecuencias con resultado negativo”.

Desde la detección hasta decidir el regreso al continente habían pasado dos horas y fue la primera vez en la historia de la FAA y sin antecedentes a nivel mundial que un C - 130 Hercules modificado por técnicos de un país atacó un buque enemigo en un conflicto armado.

En publicaciones inglesas como la página de “British naval forces in the Falklands War” (“Adjunto 1”), Royal Maritime Auxiliary Service, tankers, indica “British Wye atacado con bombas por un Lockheed C – 130 Hercules, daño menor”, 01 de abril de 2012.


Así mismo, en el Informe Británico de Guerra de Malvinas - Parte 52 Buques británicos perdidos o dañados (British Ships Sunk and Damaged - Falklands War 1982 01 de abril de 2012 –“Adjunto 2”) se declara como buque dañado al British Wye, informando: “que el día sábado 29 de mayo al norte de las islas Georgias del Sur fue bombardeado por un C - 130 Hercules del Grupo 1 de la Fuerza Aérea Argentina”, rebotando una bomba y explotando en el mar, dato que no figura en ningún documento oficial de la República Argentina.

Los tripulantes del British Wye relataron, finalizada la guerra, que de las bombas lanzadas, cuatro impactaron en el mar sin detonar, dos explotaron a babor del buque, en el mar, y otra golpeo la cubierta sin estallar, pero produciéndoles roturas que hizo que se declarara “buque dañado”; se había cumplido con el objetivo de “interdicción aérea lejana”.

Temas relacionados

El C-130 Hércules bombardero : el ataque al super tanquero VLCC Hercules

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Otros sitios interesantes

}, 10);