jueves, 29 de noviembre de 2018

El Chinook de la Fuerza Aérea Argentina en la guerra Malvinas

El Chinook de la Fuerza Aérea Argentina en la guerra de Malvinas

En 1979 la Fuerza Aérea Argentina (FAA) realizó un pedido por tres helicópteros Boeing Vertol Chinook CH-47C a EE.UU.. Hacia finales del mismo año, personal de vuelo y técnico viajaron a las instalaciones de la Boeing para recibir el adiestramiento de vuelo y de mantenimiento del nuevo aparato. Una vez que las tripulaciones se adaptaron y los técnico completaron los cursos de mantenimientos previstos, se inició el vuelo de traslado hacia la Argentina. El arribo de los flamantes H-91; H-92 y H-93 se produjo el 4 de mayo de 1980 y integrando la VII Brigada Aérea con base en Morón (en 1987 esta brigada fue trasladada a Moreno, sede de la VIII BA).


Con esta adquisición la Fuerza Aérea Argentina incrementaba notablemente sus capacidades de transporte (el Chinook podía trasladar 44 personas o 33 soldados con sus pertrechos o 24 camillas y dos asistentes) gracias a la fácil reconfiguración de la cabina de trasporte/carga. El tren de aterrizaje fijo podía ser equipado con esquíes para operar en la nieve.

Chinook en la Antártida

Los Chinook, fueron adquiridos con la intención de ser utilizados exclusivamente en las operaciones antárticas y de hecho fueron recibidos con un esquema a base de naranja fluorescente, ideal para la Antártida o zonas muy nevadas.

Chinook H-92

A comienzos de 1982 y cuando el H-92 se encontraba desarrollando una operación de rutina, en la Base Antártica Vicecomodoro Marambio,  una falla sorpresiva de la caja de transmisión trasera produjo la caída y destrucción total de la máquina. En esa oportunidad, durante una aproximación final y con unos 180 m de altura, la tripulación observó que el encendido de la luz del "Master Alarm" fue acompañado por un leve parpadeo de la luz de presencia de partículas magnéticas en la caja de transmisión. Los pilotos iniciaron inmediatamente la rutina de aterrizaje de emergencia como precaución, cuando a 4 m de altura una vibración incontrolable sacudió el helicóptero que se precipitó a tierra; el impacto que destruyó totalmente la máquina no produjo víctimas entre los tripulantes.

Chinook de la Fuerza Aérea Argentina H-91 y H-92 en la Base Vicecomodoro Marambio, Antártida Argentina
De acuerdo a comentarios, en el informe final de los inspectores propios y de la Boeing Vertol se determinó que la falla fue consecuencia de la rotura un componente de la caja de transmisión, lo cual condujo a la desincronización de los rotores que se barrieron entre sí.

La destrucción del H-92 fue el comienzo del fin de las operaciones antárticas para los Chinook. De todos modos hasta la baja mantuvieron el esquema antártico compatible con las operaciones SAR que se realizaban con base en la VI Br. Aé. de Tandil

Chinook FAA en la Guerra Malvinas

El conflicto armado en Islas Malvinas, llevó al despliegue de los Chinook que eran considerados como una aeronave utilitaria y multipropósito, aprovechado sus capacidades para el despliegue de suministros tanto en el fuselaje como colgando de una linga ubicada en la parte inferior-central del fuselaje, el traslado de tropas a la línea de combate como detrás de las líneas enemigas, la evacuación sanitaria, entre otros propósitos.


Finalmente la orden de trasladar los Chinook al teatro de operaciones de Malvinas, llego el 5 de abril.

Chinook H-93

El H-93 fue rápidamente artillado con 3 ametralladoras defensivas de 12.7mm, para salir rumbo a Comodoro Rivadavia. Allí recibió un camuflaje táctico compuesto por verde oliva y marrón.


Recién pintado, el Chinook comenzó su viaje hacia Río Gallegos en donde se le instalarían tanques suplementarios de combustible para incrementar su autonomía. Finalmente partió a Islas Malvinas en la tarde del 7 de abril de 1982 ,arribando a Puerto Argentino a las 2015Hs.

Chinook de la Fuerza Aérea Argentina artillado en Malvinas con una ametralladora en la compuerta de carga

Chinook H-91

El Chinook, H-91, fue trasladado desde la Base Antártica Vicecomodoro Marambio hacia Río Grande, Tierra del Fuego, el 10 de abril y al parecer llegó a Puerto Argentino el día 13 del mismo mes.


La nueva unidad recibió el nombre de “Escuadrón de helicópteros Malvinas” e incluía además de dos Chinooks, otros dos helicópteros Bell 212 de la FAA.

El 14 de abril los cuatro helicópteros fueron transferidos a la Base Aérea Militar Cóndor, ubicada en Pradera del Ganso realizando desde allí el apoyo del Ejército, la FAA y de la Armada.


El 1 de mayo, tras los primeros ataques británicos a Malvinas, la vulnerabilidad sobre los helicópteros era evidente, ante este hecho optaron por ubicarlos entre las propiedades civiles para evitar que fueran destruidos.

A medida las incursiones británicas se incrementaban con bombardeos de aviones Sea Harriers de la Royal Navy y Harriers de la RAF, los Chinook argentinos fueron utilizados en misiones de reconocimiento, a menudo con su radar para ubicar a la flota británica. Al parecer, el 4 de mayo una de estas misiones casi termina en desastre ya que una Patrulla Aérea de Combate ( PAC ) de Sea Harriers fue dirigida hacía un “blanco” no identificado que resultaba ser uno de los Chinook en misión de reconocimiento.

Para el 15 de mayo los Chinook participaron de la recuperación de las tripulaciones de los IA-58 Pucará ubicadas en la Isla Borbón, después de que sus aviones fueran destruidos por un ataque británico. Tras los ataques británicos, los Chinook fueron utilizados para la evacuación de heridos volando hacia Puerto Argentino. Más tarde,  ese mismo día, se encargaron de trasladar colgando por lingas, a varios aviones IA-58 Pucara, sobrevivientes de los ataques de las fuerzas SAS a la Isla Borbón.

Luego de los desembarcos británicos del 21 de mayo los combate estaban cerca de la zona de operaciones y base de los helicópteros, por lo que el 24 de mayo los Chinook fueron replegados a Puerto Argentino.


Para el 27 de mayo, un Chinook trasladó a 67 soldados a Darwin para reforzar la resistencia argentina y retorno a Puerto Argentino con miembros de la FAA, algunos de ellos pilotos derribados que habían sido evacuados de la Isla Borbón.


Para la madrugada del 28 de mayo, los Chinook se vieron involucrados en el trasporte de tropas y de un mortero de 120mm en apoyo de los combates entablados en Pradera del Ganso.

Para el 1 de junio ante el avance de los combates se asumía que Puerto Argentino caería finalmente en manos británicas, por lo que se decidió retirar a los Chinook a la seguridad del continente. Al menos uno de ellos necesitaba un motor con urgencia por lo que fue traído más tarde a bordo de un C-130. Aun así el traslado hacia el sur del contintente, no fue fácil, los tanques suplementarios fueron abandonados en Pradera del Ganso por lo que el viaje hacia el continente se realizó bombeando manualmente combustible hacia los tanques principales desde 15 tambores de 200 litros ubicados en el compartimiento de carga.


De esta manera, los estimados Chinook de la Fuerza Aérea Argentina, finalizaban sus misiones en el frente de combate de Malvinas. Tan rápido como termino el conflicto, volvieron a sus actividades en el continente.

Posguerra

Al retornar al continente a ambos Chinook se les volvió a aplicar la pintura original para zonas antárticas a pesar que no serían utilizados más en la Antártida. Desde entonces, y como consecuencia del embargo aplicado por los EE.UU., la falta de repuestos volvió sus vuelos cada vez más escasos. A pesar de esto combatieron el fuego a la zona de Bariloche complementando a los UH-1H y MD-500E. Para este fin se adquirió un balde rígido de 5 000 litros, que se suspendía de la eslinga de carga.

A mediados de los ‘90 volaron a modo de préstamo para el Escuadrón Presidencial, donde el H-93 protagonizó un incidente durante el traslado del entonces presidente Carlos Menem.


Los Chinook de la Fuerza Aérea Argentina, volaron hasta la década del ´90 cuando por las deficiencias presupuestarias hicieron que se quedaran en tierra.

Los veteranos Chinook una vez desprogramados del servicio activo fueron almacenados por varios años en el Área Material Quilmes y luego trasladados al Museo Nacional de Aeronáutica, de Morón, donde el Vertol 308C Chinook H-91 es expuesto al público en uno de sus hangares.


Estado Actual de los Vertol 308C Chinook FAA

CH-47C H-91 CG-071 Desprogramado del servicio
CH-47C H-92 CG-072 Destruido en la Antártida
CH-47C H-93 CG-073 Desprogramado del servicio

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Otros sitios interesantes

}, 10);