domingo, 3 de septiembre de 2017

Malvinas : IA-58 Pucará en la BAM Cóndor


IA-58 Pucará de la BAM Cóndor en Malvinas

La BAM Cóndor

Al inicio de la guerra de las Malvinas, en el istmo de Darwin, el 15 de abril de 1982, la Fuerza Aérea Argentina construyó un aeródromo estratégico con pista de tierra, al que bautizaron Base Aérea Militar Cóndor (*) (BAM “Cóndor”), donde operaban los FMA IA-58 Pucará, siendo una de las bases del Teatro de Operaciones Malvinas, conformando el Escuadrón Aeromóvil Pucará Malvinas, quedando al mando el vicecomodoro Wilson Pedroso. A partir del 26 de abril, se situaron en esa base 8 aviones Pucará.

1 de mayo

Alertas en Vuelo

Con las primeras luces, como se suponía, los Sea Harrier embarcados atacaron las BAM Malvinas y Cóndor. Si bien fueron detectados con suficiente antelación no hubo posibilidad de interceptarlos con los M5 Dagger ( armados con misiles Shaffrir. Pilotos: capitán Carlos Moreno, teniente Ricardo Volponi. Los cazas argentinos, sin llegar a entrar en combate, apoyados por la Estación de Interceptación del CIC Malvinas, evolucionaron en contacto con dos Sea Harrier del HMS Invincible, (LtCdr RN Robin Kent y Lt Brian Haigh ) porque, inmediatamente después del despegue descendieron a cotas bajas y se aproximaron rasante debajo de la capa de nubes. Alertada a tiempo, la artillería antiaérea de Puerto Argentino, dio buena cuenta de ellos, no así la de la BAM Cóndor que en esos momentos, pese a la alerta roja, para que no los sorprendieran en tierra, intentaba hacer despegar a sus Pucará cuando fue atacada por tres aviones Harrier en vuelo rasante, con bombas de 1.000 libras y Beluga, muriendo : el teniente Jukic, el cabo principal Mario Duarte, el cabo principal Juan Antonio Rodriguez, el cabo primero Miguel Angel Carrizo, el cabo primero José Alberto Maldonado, el cabo Primero José Luis Peralta, el cabo primero Agustín Hugo Montaño, el cabo primero Andrés Luis Brasich.

IA-58 Pucará A-527 del teniente Jukic en el que falleciera junto con el personal de tierra de la Fuerza Aérea
4 de mayo

13:10 hs. Ataque de tres Harrier a la BAM Cóndor, con los siguientes resultados, según el relato del Diario de Guerra del Grupo 1 de artillería antiaérea en Darwin.


Día 4: Cerca del mediodía atacan tres Harrier desde el Este, el primero es derribado por una ráfaga de 35mm del Ejército, cayendo a un costado de la pista. El avión lleva la matrícula XZ 450 y su piloto es Nick Taylor, quien muere en la acción. El segundo avión es alcanzado por el fuego de la pieza Nº 5 de 20 mm, se aleja humeando y lanza sus bombas sobre la zona Darwin, que no explotan. El tercero, ante el fuego de 20 mm gira hacia el Sur lanzando su carga a un campo vacío.

Sea Harrier XZ 450 del Lt Commander Nick Taylor derribado por la artillería antiaérea argentina
Este fue un día de festejo, pues se había rechazado por primera vez un ataque aéreo con saldo netamente favorable, no pudieron tirar sus bombas en los blancos y no hubo bajas propias.

6 de mayo

Una de las preocupaciones del Estado Mayor del Teatro de Operaciones Malvinas, era la sospecha de que el enemigo había desembarcado grupos comandos en la isla de los Leones Marinos. Se ordenaron tareas de reconocimiento ofensivo, a partir de las 08:00:

Cuatro helicópteros Puma de Malvinas, indicativo "Bobina" (Ejército).
Dos IA-58 Pucará de Darwin, indicativo "Patria".
Tres IA-58 Pucará de Darwin, indicativo "Gaucho".

8 de mayo

Entre las 09:30 hs y las 10:30 hs, dos IA-58 Pucará, indicativo "Zorro", de BAM Cóndor, efectuaron reconocimiento ofensivo al Sur de BAM Malvinas. Tripulación: Primer Teniente Ricardo Fasani (A-502) y Teniente Rubén Sassone (A-509).

9 de mayo

Los IA-58 Pucará de la BAM Cóndor

Dos IA-58 Pucará Tripulación: Capitán Roberto Vila, Teniente Miguel Giménez (A-502 y A-509). Despegaron de BAM Cóndor, para realizar reconocimiento ofensivo sobre Puerto Howard (horario: 08:00 a 10:00 hs). A pesar del mal tiempo (150 m de techo y muy baja visibilidad), recorrieron la zona sin encontrar objetivos y regresaron a su base. Al A-502, que aterrizó en el Aeródromo Auxiliar Calderón, se le hundió rueda de nariz en el barro.

La BAM Cóndor recibió los misiles SAM 7, que reforzarían su defensa antiaérea.

13 de mayo

Honras a un héroe

En horas de la mañana los restos del 1er. Ten Fausto Gavazzi piloto de A4B- G5C de la FAA fueron inhumados en el cementerio de Darwin, creado el 2 de mayo para sepultar a los caídos de la Base Aérea Militar Cóndor. Su tumba quedó ubicada junto a la del piloto inglés Nick Taylor, derribado por la artillería antiaérea argentina el día 4 de mayo.

Partes del A-4B C -248 G5C del capitán Fausto Gavazzi derribado por la AA argentina el 12 de mayo de 1982
Tumba en Malvinas del Lt Commander Nick Taylor piloto británico de Sea Harrier derribado el 4 de mayo
15 de mayo

El ataque al Aeródromo Auxiliar Calderón

El Aeródromo Auxiliar Calderón, ubicado en la isla Borbón (Pebble island al norte de la isla Gran Malvina), había sido instalado por la Armada Argentina, aprovechando un precario aeródromo. Concebida inicialmente como base de los Mentor T-34C-1 y otros aviones auxiliares asignados al componente naval del Teatro de Operaciones Malvinas. La estación estaba defendida por treinta hombres de la Armada Argentina al mando de un oficial.

El aeródromo, dos pistas de tierra de más de 700 m cada una, de terreno no muy firme (fangoso en días de lluvia), estaba previsto por FAA como aeródromo de emergencia de la BAM Cóndor, y fue usado a partir del ataque que ésta sufrió el 1º de mayo. Aparentemente, no había sido detectado por el enemigo y se apreciaba que ofrecía mejores defensas, para la protección pasiva de los IA-58 Pucará, que la BAM Cóndor (Goose Green).

Los sucesos demostraron el error. Conocida y estudiada por elementos infiltrados, resultó ser un objetivo interesante y muy rentable por la facilidad de acceso para comandos.

Este ataque se perpetró a las 04:20 del 15 de mayo, apoyado con fuego naval, previo y posterior. Durante el desarrollo, los comandos británicos destruyeron con bombas de plástico cinco IA-58 Pucará, cuatro Turbomentor de la Armada Argentina y un Skyvan de la Prefectura Naval, inutilizando este aeródromo, en forma momentánea, con bombas terrestres.

IA-58 dañados por tropas británicas del SAS en la base Aeronaval Calderón de Islas Borbón
En realidad, días atrás, la BAM Cóndor trató de recuperar algunos aviones (con su tripulación y mecánicos), pero no pudo hacerlo, debido al mal estado de la pista (hundimientos de rueda de nariz en el fango). Asimismo, debe reconocerse que el personal de la FAA (tripulaciones), que se encontraba en dicha base, no poseía el armamento de mano apropiado para reforzar la defensa terrestre de la misma. Finalmente, nuestros aviones se encontraban estacionados en un área (no dispersados), lo que facilitó la operación del enemigo.
Informe del Capitán Roberto Vila

El ataque terminó, aproximadamente, a las 08:40. Se evaluaron los daños, se recuperó el material inglés abandonado y se replegó en helicóptero a Darwin. La evacuación del personal aeronáutico del Aeródromo Auxiliar Calderón, se realizó en dos vuelos del helicóptero Chinook CH-47 matrícula H-93. En esta operación, la FAA perdió los IA-58 Pucará matrículas A-520, A-526, A-502, A-529, A-552.

Refuerzos inmediatos

Al tener conocimiento de la pérdida, la FAS ordenó a las 10:25, su reposición. A las 14:43 despegaron de Santa Cruz, 4 IA-58 Pucará, indicativo "Pocker", armamento: cuatro LAU 61, coheteras, cañones y ametralladoras. Tripulantes: Nº 1: Vicecomodoro Saúl Costa (se desempeñaba en Santa Cruz como jefe de escuadrón y se autodesignó jefe de la escuadrilla; Nº 2: Ten Gustavo Lema; Nº 3: primer teniente Juan Micheloud y Nº 4: Alf Carlos Díaz. Su tarea era dirigirse a la BAM Cóndor y subordinarse al jefe de dicha BAM, el Vicecomodoro Pedrozo. En el cruce fueron guiados por un MU-2B 60, hasta las costas occidentales de Malvinas. Desde allí, la escuadrilla, en rasante, continuó y arribó a la BAM Cóndor.


Relato del Primer Teniente Micheloud

Pero en BAM Cóndor faltaban aviones y no pilotos. Por lo tanto, ese mismo día, fueron trasladados a Puerto Argentino, los siguientes oficiales: Ten Címbaro, Ten Túñez y Ten Alzogaray, quienes se desempeñaran como Oficiales de Control Aéreo Adelantado a órdenes del Componente Aéreo del Teatro de Operaciones Malvinas.

La BAM Cóndor contaba ahora con seis aviones de dotación.

16 de mayo

La BAM Cóndor, cumplió cuatro salidas de IA-58 Pucará, que patrullaron en reconocimiento ofensivo las costas del estrecho de San Carlos, donde existían indicios de movimientos de infiltrados, pero no detectaron su presencia.

La otra salida la cumplieron el Ten Miguel Giménez (A-509) y el Ten Carlos Morales (A-516).

17 de mayo

Componente Aéreo en Malvinas

El Componente Aéreo en Malvinas ordenó una salida de reconocimiento ofensivo a la BAM Cóndor, para constatar informaciones, provenientes de Puerto Howard, respecto a dos lanchones, aparentemente enemigos, que navegaban en el estrecho de San Carlos, más precisamente, en la bahía Puerto Salvador. Cinco aviones IA-58 Pucará ejecutaron esta misión, por más de dos horas, sin confirmar su avistaje.

Estas salidas fueron:
A-516: Cap Ricardo Grúnert, y A-533: Ten Hernán Calderón (10:00 / 12:00)
A-531: Ten Alcides Russo (1 1:00 a 13:30 hs)
A-531: Ten Alcides Russo y A-516: Ten Carlos Morales (16:00 / 17:30 hs)
Hubo avistaje de Harrier. Estos, aparentemente, no vieron a los IA-58 Pucará.
A las 03:50, se vieron bengalas a 5 Km al norte de la pista.

18 de mayo

Desde la BAM Cóndor, dos IA-58 Pucará realizaron reconocimiento ofensivo de rutina, entre las 08:00 y las 08:30 hs, con meteorología marginal, sin encontrar objetivos. Tripulación: A-516 Cap Jorge Benítez y A-581: Ten Néstor Brest.

Contenedor de bombetas de racimo Beluga BL-755 arrojado por aviones británicos Sea Harrier 
Asimismo, el enemigo atacó con dos Harrier GR.3 (RAF), a la artillería antiaérea de la BAM Cóndor. Uno, procedente del noreste lanzó Chaff a la central Skyguard, mientras el otro lanzaba bombas BL-755 (Beluga), sobre la posición que había tenido el radar ELTA. Éste ya lo había detectado y dado alerta a las diferentes piezas de 20 mm, que lo recibieron con fuego cruzado. El avión largó dos contenedores de Belugas completos a tan poca altura, que quedaron intactas, sin explotar.

19 de mayo

Pese a las malas condiciones meteorológicas, se ejecutaron seis salidas de reconocimiento ofensivo, con IA-58 Pucará, en ambas costas del estrecho de San Carlos y adyacencias:

08:30 a 10:00: A-531, Cap Roberto Vila y A-509, Ten Miguel Cruzado. Reconocimiento ofensivo en Howard, donde el Ejército insistía ver enemigos en las alturas. No se detectaron indicios. Las condiciones meteorológicas eran muy malas.

10:30 a 11:30: A-531, primer teniente Ricardo Fasani y A-509,Ten Héctor Giménez.
12:00 a 13:00: A-531, Mayor Carlos Tomba y A-509, primer teniente Juan Micheloud.
  
20 de mayo

Antes de los ataques nocturnos y pese al mal tiempo, el capitán Ricardo Grünert (A-531) y el teniente Hernán Calderón (A-509) de la BAM Cóndor efectuaron, entre las 13:45 y las 16:15, dos salidas en reconocimiento ofensivo, sobre el límite oeste y el sector sur, de la isla Gran Malvina.


Informe del cap Roberto Vila:

El día 20 continúan nuestras misiones, con el cap Grünert y el ten Calderón. A las 18:30 hs, hay ecos de dos helicópteros que luego ve la Red de Observadores del Aire. A las 22:30 hay alarmas de inminentes ataques y desembarco helitransportado; ya este día dormitamos hasta con el FAL cargado.

21 de mayo

El 21 de Mayo, día del desembarco masivo de los británicos en San Carlos, alertados por el radar de Puerto Argentino sobre movimientos en el agua despegaron 4 Pucará hacia el estrecho,. Se dividieron en dos secciones (capitán Benítez/teniente Brest, Mayor Tomba/primer teniente Micheloud  bajo el indicativo “Tigre”). Despegando 08.30 hs- Brest no pudo despegar porque su IA-58 Pucará quedó con la rueda de nariz dentro de un cráter que había hecho la fragata HMS Ardent sobre que real.

Tras una hora de vuelo el capitán Benitez próximo a San Carlos, y sobrepasar el pico Albertdi realiza un rodeo por su lado izquierdo, cuando vio despliegue enemigo en la gran bahía y tropas que avanzaban desde las playas hacia el interior , sin pensarlo dos veces, seleccionó un blanco y se lanzó al ataque. En plena corrida de tiro, efectivos del Escuadrón D del Regimiento 22 del SAS le dispararon dos misiles FIM-92A Stinger que impactaron en su fuselaje. El piloto se dio cuenta que los mandos no le respondían y que el avión comenzaba a caer en tirabuzón al tiempo que desprendía una columna de humo de su motor derecho por lo que a los 300 pies de altura se eyectó.


A las 10.30. El  mayor Tomba relata: "Vimos tres fragatas y nos empezaron a tirar. Ahí, el piloto de otro Pucará me dice: ¡guarda, los Harrier! Miro hacia arriba y veo dos encima nuestro. Estábamos a 30 ó 50 metros del suelo. Comenzamos a desplegar maniobras defensivas con círculos muy cerrados para no entrar en zona final de tiro y siento una vibración. Noto que el plano izquierdo está desflorado. Trato de pegarme al suelo pero un tercer avión, que no vi, me descarga una ráfaga. Se prende fuego un motor, el avión se descontrola y por puro instinto me eyecto".Saliendo eyectado 90 metros hacia arriba. Cayó a 100 metros del avión, que en esos momentos explotaba, envuelto en llamas. Se quedó inmóvil para evitar ser blanco de la metralla del Harrier, que sobrevoló el lugar un par de veces. Luego el avión británico desapareció. Tomba salió ileso. Eran las 11.15 cuando inició la marcha a pie hacia la base, en medio de la soledad y el silencio de los vecinos de Goose Green.

Solo el primer teniente Micheloud aterriza en la BAM Condor y sabe de la pérdida del guía pero no de verlo saltar. Nadie sabía que Tomba se encontraba bien y que había logrado encontrar refugio (el 1er. Teniente Micheloud sería alcanzado por fuego enemigo siete días més tarde).

En la mañana por decisión del jefe del escuadrón, mayor Miguel Manuel Navarro, se transfirieron a Puerto Argentino cuatro Pucará porque, según creía, la Base Aérea “Cóndor” (Darwin/Prado del Ganso) era tan vulnerable como su par de la isla Borbón y desde su punto de vista, la capital ofrecía mayores seguridades.

22 de mayo

Alrededor de las 14:30 hs, una sección de Harrier, hostigó con ataques aéreos rasantes a la pista de BAM Cóndor, previamente la mismos Harrier  (R. Frederiksen y M. Hale) del Hermes atacó, a las 08:23 hs, al guardacostas GC-83 Río Iguazú (Prefectura Naval Argentina) (**). Las artillería antiaérea estimó haber averiado un Sea Harrier.

23 de mayo

A las 11:00 dos Sea HarrierFRS.1, bombardearon y cañonearon la BAM Cóndor, sin provocar daños. Aparentemente, un FRS.1 fue averiado por un disparo antiaéreo.

El helicóptero Chinook CH-47, matrícula H-91. Tripulación: Mayor Oscar Pose, primer teniente Alberto Beltrame, SAux Orlando Ruiz, CP Rubén Lavoratto., CP Hugo Herrera, SA Juan Cantón. Despegó de Darwin a las 17:00hs. Arribó a Puerto Argentino a las 17:30, donde quedó basado por orden del Brig Luis Castellano.


Se evacuó de la BAM Cóndor a personal de Pucará, a los pilotos de Dagger eyectados (mayor Gustavo Piuma – herido - y el primer teniente Senn, ambos derribados en Bahía Calderón), y al piloto de Harrier Gr3 británico prisionero Lt Glover (RAF), derribado en puerto Howard, y herido por la eyección. Todos serían evacuados al continente, al día siguiente.

24 de Mayo

El IA-58 Pucará A-509 es dañado por fragmentos de una bomba durante un ataque aéreo que le provocaron daños en el cono de cola, con separación del empenaje.

26 de mayo

El repliegue de los medios aéreos de la BAM Cóndor

A las 17:45, el comando del Componente Aéreo de Malvinas (CATOM) ordenó replegar, de la BAM Cóndor, a todos los IA-58 Pucará en condiciones de vuelo a la pista de Puerto Argentino. En la BAM Cóndor permaneció el personal para la defensa terrestre.

Los Bell-212, H-83 y H-85, con sus tripulantes, también se quedaron hasta el 28 en que se ordenó el repliegue a Puerto Argentino.

Relato del Primer Teniente Micheloud

Por su parte, la BAM Cóndor sufría ataques de superficie: cañoneo naval diurno y ataque nocturno de comandos en proximidades del radar ELTA que, mediante bengalas detectaron su posición y emplazamiento para un ataque posterior por la aviación embarcada.

Del diario de guerra del G1 de Artillería Antiaérea en Darwin

Comienza el apoyo de fuego aéreo directo de Pucará en la zona Darwin, operando desde la BAM Malvinas
Dos IA-58 Pucará, indicativo "Fierro". Misión: reconocimiento ofensivo al norte de Darwin. Tripulación: Ten Miguel Cruzado (A-533) y Ten Giménez (A-509).

27 de mayo

El 27 de Mayo dos Pucará son enviados a Malvinas y los días 28 y 29 de Mayo son enviados 6 Pucará adicionales sumando en total 24 unidades.

Después del desembarco en San Carlos, las fuerzas argentinas en Malvinas, debían convivir con la amenaza no sólo naval y aérea, sino terrestre de los británicos que, dueños absolutos del mar, pese a las pérdidas que a elevadísimos costos les infligía la aviación de la FAS, hora tras hora aumentaban sus efectivo y poder de fuego. Era evidente que el próximo objetivo era tomar Darwin. La BAM Cóndor protagonizaría acciones inéditas que fueron testimonio del espíritu militar de los hombres del aire argentinos, aún en el combate terrestre.


La BAM Cóndor, desde hacía varios días, preparaba la defensa terrestre. Su artillería antiaérea, si bien alistada para sus funciones específica (este día derribó a otro Harrier GR.3 Sgdn Lt Cdr - RAF - Bob Ivesson (XZ 988) del HMS Hermes), también lo estaba para el tiro terrestre. Aviadores y técnicos de la FAA habían adaptado coheteras de Pucará para lanzar los cohetes FFAR 2,75 en tiro tierra/tierra. Otros habían instalado las ametralladoras 12,70 y constituido sus equipos para operarlas.

En la BAM Malvinas, la llegada desde Darwin del escuadrón Pucará con sus refuerzos del continente, le daba ahora un carácter ofensivo a las tareas que, hasta aquí, habían sido predominantemente, de defensa y logísticas.

Una de las bombas arrojadas a la planta refrigeradora no explotó. A partir del 3 ó 4 de junio, fueron alojados en esta planta, oficiales de la BAM Cóndor (Vicecomodoro Vera Mantarás, Mayor Tomba, Mayor Zaporta, etc.) en la misma habitación en que se encontraba la bomba sin explotar. Debieron elegir entre dormir afuera, en un chiquero, con temperaturas bajo cero, o en la habitación. Eligieron esta última, después de la inspección del estado de la bomba que hizo el Vicecomodoro Vera.

28 de mayo

La BAM Cóndor

Desde el día anterior la Guarnición Darwin - Goose Green, asiento de la BAM Cóndor, había comenzado a vivir sus momentos más dramáticos, soportando el asalto de las tropas británicas. Al anochecer del 28 de mayo, a pesar de que fracciones y pequeñas unidades del Ejército Argentino habían combatido duramente, la sensación en el comando de la BAM Cóndor era muy confusa. Los medios que había alistado para el combate terrestre (artillería antiaérea en tiro directo y coheteras) no se sabía a dónde apuntarlos. En la franja donde se hallaba la base, tropas británicas se confundían con la propia tropa que se replegaba.

Componente Aéreo de Malvinas

El escuadrón Pucará, replegado a la BAM Malvinas fue la unidad que tuvo más actividad.

A las 11:30 hs una sección de Pucará, que intentaba realizar tareas de apoyo de fuego cercano bajo condiciones meteorológicas marginales, detectó que se efectuaba la descarga de personal y material en las proximidades del establecimiento Darwin. Con rapidez y decisión, la sección de IA-58 Pucará destruyó dos helicópteros.


Luego del ataque, el teniente Miguel Angel Giménez no pudo evitar introducirse en la nubosidad baja. Tanto su compañero de sección el teniente, Roberto "Chino" Cimbaro, como el radar de Malvinas perdieron todo contacto radial con él. Cuatro años después, los restos del avión y su piloto fueron hallados en la ladera de un monte.

Además del apoyo aéreo, los hombres de la BAM Cóndor combatieron con los cañones de 20 y 35 milímetros. En esa oportunidad, tres soldados aeronáuticos de esa Unidad, Mario Ramón Luna, Luis Guillermo Sevilla, Héctor Walter Aguirre, cayeron defendiendo el sector norte del aeródromo. Asimismo, muchos británicos, entre ellos el teniente coronel Herbert Jones, Comandante de los paracaidistas británicos, cayeron bajo la metralla argentina.

Helicóptero británico Scout XT 629 derribado por el IA-58 Pucará  del ¨Sombra¨ Miguel Ángel Giménez 
Luego de recibir tres IA-58 Pucará provenientes desde el continente, se programó realizar otras salidas. El primer teniente Juan Micheloud (A-536) portando bombas de napalm, cohetes y cañones y por su parte el teniente Miguel Cruzado (A-555)  (#), bombas incendiarias, cohetes y cañones. Tras realizar una pasada sobre la retaguardia británica, los Pucará entraron sobre el flanco de la compañía D del Regimiento de Paracaidistas Nº2 (Para 2) desde donde recibieron mucho fuego enemigo de armas automáticas y de misiles antiaéreos portátiles. Durante una segunda corrida ,sobre una posición de mortero británica, el teniente Cruzado debió eyectarse y fue tomado prisionero.El primer teniente Micheloud arribó sólo a la Base Aérea Militar Malvinas, muy averiado, a las 17:20.

Todos los IA-58 Pucará enviados al combate aquel 28 de mayo recibieron numerosos impactos.

29 de mayo

Caida de Darwin - Goose Green 

Extracto del informe del Brigadier Luis Castellano

En el día de la fecha, 29 de mayo de 1982, a las 12:00 hs, el jefe BAM Cóndor convino el cese del fuego con el jefe de la fuerza inglesa atacante en Darwin. Igual actitud asumió el jefe de los efectivos del Ejército Argentino. Superados abrumadoramente en poder de fuego, y luego de cuarenta y ocho horas de continuos combates y ante el agotamiento físico del personal, los restos de la unidad de la FAA, habían sido cercados en la zona del caserío de Goose Green, donde se encontraban refugiados numerosos civiles, hombres, mujeres y niños de Darwin y Goose Green.

Ante lo insostenible de la situación, el jefe de la BAM Cóndor, recibió autorización de convenir un cese del fuego para sus tropas, situación que se concretó a las 12:00 hs.

Cabe reconocer el admirable valor y arrojo con que se hizo frente y a la determinación de luchar hasta las últimas consecuencias por parte de los efectivos argentinos, actitud ésta que los mandos naturales modificaron por considerarla estéril desde el punto de vista militar, e inhumano por el sacrificio de vidas civiles inocentes que se producirían en la lucha por la localidad. El enemigo colocó por medio aéreo una muy superior fuerza apoyada por blindados, helicópteros artillados y piezas de artillería de campaña. La guarnición del Ejército Argentino, hermana de luchas y sacrificios desde el primer momento, vivió idénticas situaciones de bravura y suerte.

El jefe del Componente Aéreo Malvinas quiere destacar la fraternidad de armas entre la Fuerza Aérea y el Ejército Argentino y la valiente, heroica e inteligente voluntad de lucha con que se enfrentó al enemigo en el aire y tierra de este suelo patrio.

Firmado: Luis Guillermo Castellano
Jefe Componente Aéreo Malvinas

(*) La base fue bombardeada por aviones británicos el 1, 8, 12, 17, 21, 25, 27 y 28 de mayo, quiénes tenían como objetivo destruir la base. Luego ocurrió la Batalla de Pradera del Ganso.

(**) El guardacostas GC-83 Río Iguazú (Prefectura Naval Argentina), transportaba dos obuses de 105 mm para Darwin. En este ataque falleció el Cabo Julio Benítez, alcanzado en el pecho por un proyectil, mientras se defendía del ataque con la ametralladora. Fueron heridos el Ayudante Vaccaro y el Cabo Bengoechea. También hubo heridos leves entre el personal de Ejército que transportaban. Según el comentario posterior del Capitán, Subprefecto Eduardo Olmedo, el Harrier pasó a través de la cortina de fuego de una de las piezas 12,70 y se retiró averiado, observándose una humareda densa que salía de la parte inferior del fuselaje. El "Río Iguazú" atracó en el seno Choiseul, descargó personal y material y luego, antes de ser abandonado, fue destruido por su tripulación.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Otros sitios interesantes