domingo, 23 de julio de 2017

Acto en homenaje al capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela


Homenaje al capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela en Yerba Buena

Ante la presencia de sus familiares y camaradas, se realizó un homenaje póstumo al capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela, en la localidad de Yerba Buena, provincia de Tucumán, lugar donde vivió y falleció a la edad 68 años.

Se descubrió un busto y una placa en homenaje al héroe piloto de Malvinas, capitán Carlos Varela, que fue sobrevolado por dos cazabomarderos A-4AR Fightinghawk, del Grupo 5 de Caza (G5C) de la Fuerza Aérea Argentina. Grupo en el que prestó servicios durante la guerra de Malvinas.


Recordando al capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela durante la misión de ataque al campamento británico en Malvinas

El 13 de junio de 1982, el capitán Varela, junto al comodoro Antonio "El Tony" Zelaya y el tenniente Luis "El Tucu" Cervera, partieron desde la base de San Julián para atacar objetivos terrestres en el monte Dos Hermanas, en la isla Soledad. Fue esa la última misión de estos pilotos, oriundos de Tucumán, en la guerra de las Malvinas, ya que al día siguiente el Ejército argentino firmaba la rendición.

"Nos tiraron con todo", recordó el ¨Trucha¨ Varela. Aseguró que, de las siete misiones que participó, esa fue la más difícil. Él estuvo al frente de la escuadrilla "Chispa", mientras que el capitán Zelaya dirigió a la escuadrilla "Nene" pero, aquel 13 de junio, tuvo un inconveniente en el motor durante el reabastecimiento en vuelo y tuvo que regresar al continente. Sus otros numerales, el teniente ¨Tucu¨ Cervera y el alférez ¨Piano¨  Dellepiane prosiguieron solos, rumbo a Malvinas, con el ¨Tucu¨ Cervera, como líder de escuadrilla, sin tener experiencia como tal. Pudieron alcanzar, en vuelo, y unirse a la escuadrilla ¨Chispa¨ liderada por el capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela que iba más adelante, para atacar objetivos británicos terrestres cerca de monte Kent. Los siete aviones siguieron en vuelo rasante sobre el mar, una táctica que siempre sorprendió a los británicos.

El ataque sorprendió a los mandos británicos terrestres, ya que los cazabombarderos argentinos, casi matan al jefe de las tropas británicas, el general Jeremy Moore, al ser atacado su cuartel de campaña cerca de monte Kent.


La pérdida de Moore habría sido un durísimo golpe para los británicos, aunque la suerte, estuvo de su lado, aquel día, ya que no se encontraba en ese sitio durante el ataque argentino.No obstante, produjo varias pérdidas a las tropas británicas. Todos los cazabombarderos regresaron a salvo a pesar que el alférez Dellepiane casi duda en eyectarse o proseguir, en vuelo, al continente, al tener pérdida de combustible en sus tanques de suministros debido a los diparos británicos. Mientras salían de la zona de combate, el capitán Varela llamó a silencio, de radio, a todos para dejar que el alférez Dellepiane decida, sin presiones, si se eyectaba o se arrisgaba a continuar volando y no llegar al C-130 Hércules reabastecedor. Optó por seguir y sin nada de combustible pudo encontrar al C-130 que lo proveyó de combustible hasta llegar cerca de la Base de San Julián donde pudeo aterrizar a salvo. El capitán Varela, el A-4B C-222 conocido como ¨El Tordillo¨,  también estaba con el motor averiado por los ataques británicos, sin embargo, la noble aeronave trajo al Trucha Varela indemne a la BAM de San Julián.

A-4AR Fightinghawk del G5C sobrevuelan el acto en homenaje al capitán Carlos Varela


El Tordillo

El A-4B C-222 ¨El Tordillo¨ fue pilotado por el capitán Varela aquel 13 de junio de 1982 y el 8 de junio por el primer teniente Carlos Cachón con el que hundió al buque británico Sir Galahad.

Más de una década después de haber sido desprogramado de la Fuerza Aérea, el cazabombardero A-4B C-222,  fue reparado, por el Área Material Río IV de Córdoba, y pintado de gris claro, el mismo color que tenía durante la guerra de las Malvinas.

El 14 de agosto de 2014, el A-4B C-22 ¨El Tordillo¨ fue presentado en la Semana Aeronáutica, ante la presencia del capitán (re) Carlos Varela, que fue homenajeado en aquella ocasión y donde también se recordó a los pilotos caídos en Malvinas, pertenecientes al Grupo 5 de Caza, con sus nombres escritos en la chapa en una de las aeronaves más históricas de la Fuerza Aérea Argentina.El ¨Trucha¨Varela llamaba a aquel avión, pintado de gris claro - su pintura base -, ¨mi amigo no humano¨ y se alegró de verlo restaurado después de tanto tiempo, en 2014.

Descubrimiento de sus familiares del busto en homenaje al capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela en Yerba Buena, Tucumán

En este justo homenaje a quién luchó por la Patria, como el capitán Carlos ¨Trucha¨ Varela junto a todos los caídos y ex combatientes de Malvinas, que participaron de aquella gesta,  ya forman parte de la historia grande de la Argentina.

Placa homenajeando al capitán Carlos Varela con el emblema del G5C debajo una de sus frases y la silueta de un A-4B

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Otros sitios interesantes