martes, 18 de febrero de 2014

Declaran ciudadano ilustre al capitán Gustavo Argentino García Cuerva


 El capitán de la Fuerza Aérea Argentina, Gustavo Argentino García Cuerva falleció en acción de combate en la guerra de las Malvinas pilotando un Mirage III del Grupo 8 de Caza,  al intentar aterrizar en Puerto Argentino en la isla Soledad. Fue ascendido post mortem a mayor y condecorado con la Medalla al Valor en Combate por ley N° 25.576 del 11 de abril del año 2002.

Héroe y ciudadano ilustre

El capitán Gustavo García Cuerva nació en la ciudad bonaerense de Dolores el 28 de febrero de 1946 y falleció en acción al intentar aterrizar en puerto argentino de la isla Soledad. Por la normativa nacional 25.576, recibió la Medalla al Valor en Combate en 2002 y fue ascendido de capitán a mayor. Su vida en Llavallol  durante poco más de dos décadas dejó tres hijos y una esposa, Liliana. En 1961 Gustavo García Cuerva se asentó en la localidad lomense de Llavallol, a los 15 años. Luego de otros 21, combatió en la Guerra de Malvinas, donde perdió la vida. 

“Viajábamos mucho por el país debido a que mi marido era contador de una empresa de yacimientos carboníferos, así que cada cuatro años nos mudábamos. Y él hacía amigos en todos lados en los que nos asentábamos”, describió Isabel, su madre, a un medio regional. Ese derrotero encontró como destino definitivo la ciudad lomense. Según relató la mujer, ya desde niño soñaba con la aviación como tarea para su vida.

El día trágico, el 1 de mayo de 1982, García Cuerva había suplantado a un compañero por la tarde, aunque él ya había trabajado por la mañana. Fueron los mismos integrantes del Ejército los que le dispararon y mataron porque “no se distinguían bien las naves de uno y otro país”, aseguró la vecina. Según las versiones militares, como el avión había sido atacado por los ingleses tuvo que buscar un aterrizaje de emergencia y liberar las cargas para ayudar a maniobrar. Pese a que el entonces capitán avisó, en la base detectaron esa actitud como sospechosa y abrieron fuego.


En ‘compensación’ por ese fatal ‘error’ es que la familia del capitán García Cuerva recibió  el reconocimientos del Estado, aunque se hizo esperar.

Luis, un vecino de la familia del capitán García Cuerva, que trabaja en el Deliberativo lomense. Fue el impulsor de iniciativa, del proyecto de homenajear al integrante de la Fuerza Aérea Argentina,  aceptado y resaltando su calidad de ciudadano y “héroe nacional”, en concordancia con lo que había señalado el Gobierno nacional en 1998, cuando a través de la Ley 24.950 lo incluyó en el listado de soldados que dieron todo por la soberanía de las islas.

 

Por su compromiso patriótico el capitán García Cuerva fue nombrado por el Concejo Deliberante local Vecino Ilustre Post Mortem, un reconocimiento que recibió su madre, Isabel.

En el territorio comunal de Lavallol, es el primer agasajo oficial que recibe, bajo la ordenanza 6112. “Me pareció muy bueno y un gran gesto que le hayan dado este título aún después de fallecido”, enfatizó Isabel. Aunque el afecto de quienes lo conocieron fue desde siempre el premio principal.

Otros sitios interesantes

}, 10);